CADENAS SOBRE CADENAS DE EURIDICE Y SABRA
Bienvenidos A Nuestra Comunidad Cadenas sobre Cadenas.
Gracias por visitarnos.
Administración


Relato de Holwell- El Agujero Negro

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Relato de Holwell- El Agujero Negro

Mensaje por Marcela Noemí SIlva el Dom Ago 31, 2014 8:01 pm

Relato de Holwell- El Agujero Negro

El Agujero Negro de Calcuta fue un calabozo en el antiguo Fuerte Wiliam, en Calcuta, India donde las tropas del Nawab de Bengala, Siraj ud-Dulah, mantuvieron a prisioneros de guerra ingleses luego de la captura del fuerte el 20 de junio de 1756.


Relato de John Zephaniah Holwell

El calabozo estaba fuertemente enrejado, y no estaba previsto que en él durmieran más de dos o tres personas al mismo tiempo.
Solo había dos ventanas, que daban a una galería, con gruesas barras de acero, que impedían la ventilación, mientras que el fuego en distintas partes del fuerte daban la impresión de una atmósfera aún más opresiva.

Los prisioneros fueron puestos allí de manera tan compacta que la puerta casi no se podía cerrar.
A uno de los soldados estacionados en la galería se le ofrecieron 1000 rupias para que los movieran a una habitación más grande. El guardia se fue pero regresó diciendo que era imposible. Se le ofrecieron entonces 2000 rupias, haciendo el guardia un segundo intento, pero el resultado fue el mismo: el nawab estaba dormido, y nadie se atrevía a despertarlo.

Para las nueve, varios habían muerto, y muchos otros estaban delirando. Un grito desesperado por agua era ahora general y uno de los guardias, más comprensivo que sus compañeros, trajo un poco . Mir Holwel, y dos o tres otros, la recibieron en sus sombreros y la pasaron hacia los demás. En su impaciencia casi toda fue derramada, y lo poco que lograron tomar tuvo como único resultado pareció ser el aumento de su sed.

El auto-control se perdió al poco tiempo, aquellos más lejos de las ventanas luchaban por un poco de aire, el miedo se apoderó de todos y los más débiles fueron aplastados a muerte. Gritaron, pelearon, rezaron y blasfemaron, y muchos cayeron exhaustos al suelo, donde el sofoco puso fin a sus tormentos.

Alrededor de las once de la noche, lo prisioneros comenzaron a caer cada vez más rápidamente. A las seis de la mañana, Siraj-ud.Dowla despertó, y ordenó que la puerta se abriera.

De los 146 solo 23 sobrevivieron, incluyendo el Sr. Holwell y todos estaban o estupefactos o furiosos.

El aire fresco finalmente los revivió, y el comandante fue llevado frente al nawab, quien no expresó arrepentimiento por lo que había sucedido, y no mostró otro signo de simpatía más que traerle a Holwell una silla y ofrecerle un vaso de agua.

No obstante esta indiferencia, Holwell y algunos otros le restan culpa en esta catástrofe, y apuntan toda la culpa a la malicia de ciertos oficiales de rango inferior, sin embargo muchos creen que esta opinión es infundada.



http://corporate.britannica.com/company_info.html
http://es.wikipedia.org/

avatar
Marcela Noemí SIlva
Administrador
Administrador

Mensajes : 225

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.